El 23 de abril se conmemora el fallecimiento de tres escritores: el español Miguel de Cervantes Saavedra (en realidad murió un día antes, el 22 de abril),  el inglés William Shakespeare y Garcilaso de la Vega (el Inca), en 1616.
De esta forma, la Unesco, en reunión celebrada en París, entre el 25 de octubre y el 16 de noviembre de 1995, aprobó proclamar el 23de abril de cada año el “Día Mundial del Libro y de los Derechos de Autor”. Se festejó por primera vez en 1996.

El Día del Libro se celebra en España el 23 de abril de cada año desde 1930 y coincide, en las últimas décadas, con la entrega que hace el rey Juan Carlos I del Premio Miguel de Cervantes. En 1964 quedó instituido oficialmente como el Día del Libro para todos los países de lengua castellana y portuguesa. En el año 1993, la entonces Comunidad Europea lo proclamó como Día Europeo del Libro. Finalmente, la UNESCO decidió, en 1995, fijar la fecha para la celebración del Día Mundial del Libro.

Durante esta jornada se instalan puestos callejeros para la venta de libros y los editores y libreros hacen un descuento especial. Las instituciones oficiales también realizan actividades conmemorativas.