Jorge Luis Borges 1899- 1986

AQUÍ. HOY
Ya somos el olvido que seremos
el polvo elemental que nos ignora
y que fue el rojo Adán y que es ahora
todos los hombres, y que no veremos.
Ya somos en la tumba las dos fechas
del principio y el término. La caja,
la obscena corrupción y la mortaja,
los ritos de la muerte, y las endechas.
No soy el insensato que se aferra
al mágico sonido de su nombre.

 

Escritor argentino, Jorge Luis Borges procedía de una familia de
próceres que contribuyeron a la independencia del país.
Borges es sin duda el escritor argentino con mayor proyección
universal. Se hace prácticamente imposible pensar la literatura del
siglo XX sin su presencia, y así lo han reconocido no sólo la crítica
especializada sino además las diversas generaciones de escritores, que
vuelven con insistencia sobre sus páginas como si éstas fueran
canteras inextinguibles del arte de escribir.

Con un manejo inusual de la palabra, por los laberintos del idioma, la
obra borgiana impulsó una renovación del lenguaje narrativo,
resaltando la índole fantástica del texto y mezclando fuentes y
culturas de índole diversa (europeas y orientales, vanguardistas y
clásicas) convirtiendo en mestiza la cultura a través de la parodia y
la ironía. Sus textos surgen de otros textos previos. Como una
sucesión de Matrioskas idénticas que por lo demás son distintas.
Las tramas se superponen unas a otras, cada una es la variación de
otra escritura o la refundición de una lectura previa. Es difícil no
descubrir sus claves, otra cosa es interpretarlas: Su obras rescatan
ideas y preguntas ancladas en el pensamiento occidental desde sus
remotos orígenes y las reformula, legándolas a la posteridad. No
intenta solucionar las contradicciones, las resalta y las enfrenta
dialécticamente, reordenándolas en paradojas, a las que envuelve una y
otra vez con diferentes atavíos, con su particular manera de entender
el lenguaje y de desenvolver las ideas.

.
Este cuento de Jorge Luis Borges presenta numerosas interpretaciones
posibles, entre ellas la que plantea una lectura desde el existencialismo,

basada en la idea de la incapacidad del ser humano de
enfrentarse a la eternidad, idea, esta, que dio mucho que pensar al
autor.
En este cuento, que se ha convertido en cuento de culto, se puede
reconocer toda su literatura, de tal forma que se lo puede calificar
como el cuento paradigmático de la vasta biblioteca borgeana: el juego
con el lenguaje y la erudición.

Borges es el protagonista de esta historia, que parte de la muerte de
Beatriz Viterbo. Borges piensa que, a la muerte de Beatriz, el
universo se va separando de ella pero que él siempre se consagrará a
su memoria.
Carlos Argentino le va haciendo confidencias y acaba por leerle unos
poemas a los que, después de escritos, trata de darles un significado.
Borges comprende que el trabajo del poeta no está en la poesía, sino
en la invención de razones para que esta poesía fuera admirable.
Pasados unos días, Carlos lo llama citándolo en un café y allí le
lee cuatro o cinco páginas de un poema quejándose de los críticos, de
los que afirma no saben fabricar un tesoro pero si pueden indicar
donde se encuentra…
A finales de Octubre, Borges recibe una llamada de Carlos para algo
totalmente distinto a lo que él esperaba, le comunica que van a
demoler su casa y que no puede consentirlo, ya que para él, es
imprescindible, porque en su sótano está el Aleph, que es uno de los
puntos del espacio donde están todos los puntos.
Borges finalmente se pregunta si vio alguna vez el Aleph. Lo ha
olvidado. La mente es porosa y con el paso de los años se está
difuminando hasta la imagen de Beatriz.