Albert Camus 1913- 1961

.

.

.

Cuanto menos sentido tiene la vida, más vale
la pena vivirla.

.

.

Cuenta la historia de Meursault, un individuo desplazado al que todo le resbala: Muere su madre -le resbala-; mata a un árabe en una playa argelina -le da lo mismo-; es condenado a muerte -ni siquiera se defiende-. Las primeras frases del libro ya lo dicen todo: “Hoy, mamá ha muerto. O tal vez ayer, no sé.” La obra nos enseña a los grandes perdedores de la humanidad, a los anti héroes, seres que siguen deambulando pese a la inutilidad de todo.